martes, 8 de abril de 2008

UN VERDADERO AMIGO

Por Por Dragonfly®
Un verdadero amigo es algo muy raro y muy precioso. Es algo más difícil de encontrar que un diamante o una pepita de oro. Es tan elusivo cómo la cura del cáncer ó del Sida.
Es algo que no se puede comprar, es algo que no es fácil de alcanzar. Es cómo el sueño imposible.

¿Qué es un verdadero amigo?
Un verdadero amigo es aquel que te ama como a él mismo. Un verdadero amigo es aquel que no te ríe las gracias y sí te pelea cuando estas mal. Un verdadero amigo es aquel que se aleja pero no te abandona cuando tú decides continuar por el camino errado. Un verdadero amigo es aquél que cuando te caes siempre está ahí para ayudarte sin esperar nada a cambio. Un verdadero amigo te da alimento cuando tienes hambre. Un verdadero amigo está ahí siempre para darte el hombro cuando necesitas llorar. Un verdadero amigo te pelea cuando tú estás mal. Un verdadero amigo siempre piensa en ti. Un verdadero amigo se deja usar por ti. Un verdadero amigo es aquél que es capaz de meterse en problemas por salvarte a ti. Un verdadero amigo es capaz de arriesgar la vida por ti. Un verdadero amigo no es una cosa fácil de conseguir porque no hay tantos así. Un verdadero amigo es cómo un trapo que uno usa una y otra vez. Lo único que uno puede hacer para devolver la amistad es ser para el otro trapo más cuando él lo necesite.

Ahora que pasa cuando la amistad deja de ser un Quid Pro Quo; ¡“Hoy por ti, mañana por mí! En nuestro mundo todo se da a cambio de otra cosa. Ósea tiene que existir reciprocidad. ¿Qué pasa cuando no hay reciprocidad? ¿Qué pasa cuando la otra parte necesita y pide pero no recibe? Simplemente levanta la tienda y se va para otro lado.

Todos los libros “Sagrados” nos relatan que el que tiene, tiene que compartir, hay que ayudar al necesitado. Pues uno lo hace. ¿Qué pasa cuando el necesitado es uno y uno pide pero no dan? ¿Se supone que uno pida? Yo creo que no, porque cuando uno tiene verdaderos amigos ellos preguntan y uno contesta. Pero no siempre es así la mayoría de las veces uno da, da y da. Cuando uno necesita es cuando uno sabe entonces quienes eran sus verdaderos amigos.

Aquí es que uno descubre cuan raro, preciado y precioso es un amigo, porque pocos ó ninguno encontrarás. Alguna vez cuando has maltratado a un amigo mostrándole frialdad, indiferencia, lastimándolo ó cayéndole a patadas; ¿Le has ido a pedir disculpas? ¿Has sido tu lo suficiente inteligente para enmendar tu error? Si tu no cuidas tus amigos nadie lo va a hacer por ti. Si tú no te ocupas de tus amigos nadie lo va a hacer por ti. ¿Has cuidado tus amigos hoy?

Cuándo estés solo y abandonado y pidas auxilio pero nadie te escuche no preguntes ¿porqué? ¡La contestación la tienes ahí! No supiste escoger o te asociaste a quien no debías o maltrataste a tus amigos de tal forma que levantaron la tienda y se fueron.

Si esa fuera tu suerte sal corriendo y rescata a tus amigos, abandona a los que no sirven y rectifica tu camino. Recuerda que un verdadero amigo es algo tan preciado que muchos estarían dispuestos a dar la vida por uno solo. ¿Y tú?